lunes, 1 de noviembre de 2010

Eso

Está ahí, mirándome. Puedo estar sentado, mirando por la ventana, escuchando música, pero noto su mirada clavada en mí, llamándome, atrayéndome.
Se que cuando mire en su interior veré el terror, un terror que durará mucho, mucho tiempo; sin embargo me acerco. Estoy dudando. Hago como si no le prestara atención, como si estuviera pensando en algo más importante, pero yo sé y el sabe que solo tengo pensamientos para él. Me levanto, inquieto, y voy a la cocina; caliento agua y me preparo un té. Lo bebo caliente, casi quemando, en sorbos rápidos y nerviosos. La inquietud me corroe, y no se cuanto aguantaré.
No mucho, por lo que creo. Incluso desde el sillón, desde el salón, me atrae su canto de sirena.
Sin poder resistirme más tiempo, me levanto bruscamente, prácticamente corro a su encuentro. Lo arrastro hasta el sillón, sintiendo la carga de su peso en mis brazos. Me dejó caer, y golpea sonoramente mis rodillas.
Nos miramos fijamente.
Con un movimiento rápido lo abro por el marcapáginas. Este Stephen King tiene un algo...

9 comentarios:

  1. Es que me estoy leyendo IT, que tiene 1500 paginas y es super enganchante; tiene un algo, tiene un algo...

    ResponderEliminar
  2. Este tambien me gusta mucho. Eres un hacha de la escritura.

    ResponderEliminar
  3. estas en un ciclo del terror o algo asi?? xD

    o estabas voy un poco con retraso

    ResponderEliminar
  4. Si, es que estoy escribiendo un nuevo libro que es de terror...tengo la cabeza llena de cosas terrorificas xDD

    ResponderEliminar